Autocontrol de piscinas

Los titulares de las piscinas de uso colectivo son los responsables de mantener unas buenas condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad de las instalaciones, así como una adecuada calidad del agua de los vasos.
Para ello, deben disponer e implantar un programa de autocontrol específico en su instalación, según lo indicado en el artículo 11.5 del Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas.
El programa de autocontrol de piscinas consiste en la redacción de una guía adaptada para cada usuario, el cual debe contemplar los siguientes puntos:

  • Tratamiento del agua de cada vaso.
  • Control del agua.
  • Mantenimiento de la piscina.
  • Limpieza y desinfección.
  • Seguridad y Buenas prácticas.
  • Plan de control de plagas.
  • Gestión de proveedores y servicios.
Además, para la elaboración del programa de autocontrol deberá tenerse en cuenta la normativa autonómica, en todo lo que no se oponga a lo dispuesto en el Real Decreto nacional, que contempla requisitos mínimos.
Limpydes cuenta con personal cualificado para la elaboración y puesta en marcha de dicho programa con la misión de facilitar la vida a los propietarios de las piscinas.